¡Y si ocurriese! ¡Y si estuviese! ¡Quiero que ocurra, quiero que pase! Tengo este gran objetivo que pienso que me va a hacer feliz, actúa, actúa, inténtalo, vamos, tienes que llegar, tiene que pasar!!!….

Buffff que stress por favor… Toda esa retahíla de pensamientos te desconecta del momento presente, te llevan a la mente y te torturan.

Te hacen juzgar tu experiencia presente como mala y no deseable, de hacen entrar en la no aceptación, en la resistencia, en el sufrimiento y te desconectan de tu poder.

Hay un principio Taoista profundamente sabio y poderoso, el wu wei, el no hacer consciente, el dejar que las cosas sean hechas por esa consciencia o inteligencia que nos abarca a todos.

Eso no significa volverse pasivo, sino cocrear con la fuente, estando aquí y ahora, presente, tomando esa decisión que se necesita en este momento y permitiendo que la vida haga su parte. Respetando sus ciclos, sus procesos, para que cuando la fruta esté madura se caiga del árbol y no antes.

Los seres humanos en nuestra mente racional nos hemos desconectado de esa inteligencia y nos afanamos haciendo y haciendo, actuando sin parar, desde nuestro pequeño ego inconscientes de que esa energía ansiosa y apremiante, aleja más el resultado que anhelamos.

Inconscientes, desconectados e incapaces de confiar en esa inteligencia que nos sostiene, que nos ama y que nos provee a cada instante de las experiencias y circunstancias que aseguran nuestra evolución.

Cada vez que te esfuerzas y pones toda tu energía en un objetivo condicionas tu felicidad a que eso ocurra, te alejas de la dicha del ser, te desconectas del presente.

Cada vez que condicionas tu vida a un resultado determinado, te alejas de tu esencia y creas un bloqueo energético que repele de ti ese objetivo que tanto anhelas.

Si pudiéramos quedarnos quietos en este instante, saborear este instante, disfrutar este instante, entrar en ese espacio más profundo y más esencial que radica debajo de nuestros pensamientos.

Si pudiéramos permanecer y descansar en esa consciencia, descubriríamos que ya somos felices, que ya lo tenemos todos y que si lo permitimos la vida nos provee de todas las experiencias, personas y circunstancias necesarias para nuestra expansión y desarrollo.

Conectado a ese espacio de paz interior, sabiéndonos uno con el todo, presentes, abiertos, espaciosos, receptivos. Todo llega por sí solo. Todas las piezas se colocan como un puzzle, la vida tiende al equilibrio, permítelo.

Todo lo que es tuyo llega por si sólo, no te puede ser arrebatado. Tu única función es relajarte, confíar, superar el miedo y permitirlo.

La vida sólo necesita que estes entero, plenamente aquí y ahora.

Suelta los devaneos y objetivos de tu mente, los devaneos y objetivos de tu pequeño yo. Aquiétate y sabe quién eres. Disfruta tu verdad!

Estate contigo aquí y ahora, sé uno con la vida, co-crea con ella, siéntete digno.

Practica el no hacer consciente o wu Wei.

Estate aquí y ahora, no hay nada que tengas que hacer, conseguir o demostrar. Disuelve los miedos en la pureza del presente. En la plenitud del ahora encuentras todas las respuestas y ganas cualquier batalla creada por tu mente.

No tienes que llegar a ningún sitio, estás aquí y estas ahora, amado, sostenido y entero.

Mindfulness. Permite el wu wei o no hacer consciente, deja las decisiones importantes en manos de la vida y haz tu parte en el presente conectado con los ciclos de la vida y la naturaleza, conectado con tu pleno poder aquí y ahora.

% comentarios (7)

Elena Nicolás

Feb 10, 2019 at 3:56 PM

Me encanta ❤️🥰

Dejar una respuesta a %s

Patricia

Feb 10, 2019 at 4:32 PM

Qué lindas palabras Cova, te sigo desde el año pasado en Instagram y Facebook. Saludos!!!

Dejar una respuesta a %s

Micaela García

Feb 10, 2019 at 8:31 PM

Gracias , una vez más Cova !! Era justo lo que andaba necesitando recordar 🙂

Dejar una respuesta a %s

Evelyn

Feb 10, 2019 at 11:12 PM

En el preciso momento!!! Gracias por recordármelo… abrazos desde Chile!!!!

Dejar una respuesta a %s

Elizabeth Águila Gasperin

Feb 11, 2019 at 2:07 AM

Gracias Cova… Mucho me sirven tus palabras; para ser mejor cada día. Tqm

Dejar una respuesta a %s

Jaime Andrés

Feb 12, 2019 at 1:24 PM

En qué momento de nuestra vida dejamos que el ego nos vuelva esclavos entre pensamientos de pasado ó futuro, y dejamos pasar la vida sin verdaderamente vivir la felicidad del !! Aquí y Ahora ¡¡ Somos todo abundancia porque simplemente hacemos parte del infinito universo. 😉

Gracias Covadonga por tus palabras y reflexiones. 😘

Dejar una respuesta a %s

Carlos Herández

Feb 13, 2019 at 2:42 AM

Por experiencia propia puedo dar fe de que esto es cierto y concuerda con algo que leí al respecto en el libro Conversaciones con Dios.
Realmente cuando uno permite todo fluye.

Gracias por recordarme esto.

Bendiciones…

Dejar una respuesta a %s

Deja un comentario