Solía pensar que el mundo debía cambiar, solía pensar que el mundo era injusto, que los políticos eran malas personas, sólo movidos por sus intereses y avaricia. Solía pensar que había que luchar contra ellos, solía pensar que el mundo era dolor y sufrimiento. Solía pensar que la realidad me daba mucho asco… Aún así inconscientemente trabajaba en una multinacional farmacéutica, tenía miedo… Solía pensar que el mundo era amenazante… Y la vida no paraba de pegarme revolcones. Pensaba que mi libertad dependía de las circunstancias externas y que tenía muy mala suerte.

Cuando alguien me hablaba de Dios solía pensar que era un colgado incapaz de hacer frente a su propia vida. Y la vida seguía arremetiendo contra mi, y yo seguía siendo una víctima. Víctima de la sociedad, del sistema y de los demás.

Un día comencé a abrir los ojos, y poco a poco fui leyendo, experimentando, buscando, buscando… y descubrí que la vida era apasionante, apenas he abierto los ojos y comenzado a mirar… pero he descubierto que nadie me amenaza… que los políticos no saben hacerlo mejor… que no hay nadie ahí fuera con el que luchar… y que la única lucha es la lucha interior.

He descubierto que todo es perfecto y que Dios existe y forma parte de mi y de todos nosotros.

He descubierto que todos estamos interconectados y que la separación es una mera ilusión.

He descubierto que soy mucho más que un cuerpo y que con mi pensamiento puedo crear la realidad.

He descubierto que no hay nada que temer y que a medida que sueltas y fluyes, estas más y más presente y sientes más paz. También he descubierto que el tiempo es una ilusión y sólo existe el eterno instante del ahora.

He descubierto que cuando pides desde el corazón el universo te escucha y que cuando das de corazón en realidad estas recibiendo.

He descubierto que Jesús, Buda, Mahoma, Lao Tse no eran cristianos, ni budistas, ni musulmanes, ni taoistas… sólo eran maestros del amor.

He descubierto que cuando alguien te ataca en realidad te está pidiendo amor y el amor puede con todo.

He descubierto que soy puro amor, que soy una con Dios, que soy una contigo y que soy una con todo.

He descubierto que puedo ser feliz y tener paz sin tener objetivos o aferrarme a resultados.

He descubierto que tengo todo el poder y todo depende de mi.

He descubierto que los demás me hacen de espejo para mi autoconocimiento y sobretodo he descubierto que cuando perdono a otras personas en realidad me estoy perdonando a mi misma <3

Gracias vida, porque realmente somos libres y mereces la pena ser vivida. <3

% comentarios (2)

Roxana Andrea Sánchez

May 22, 2018 at 3:51 PM

Hola estimada Cova. Desde la provincia de Córdoba ye escribo para pedirte consejo. Hace años que transito el camino de lo espiritul. Eh leído. Eh practicado. Aprendi el perdón y la aceptación. Trato de comunicarme con mis ángeles. Eh tenido señales muy reales. Estoy con el tema del desdoblamiento del tiempo. Y aun asi y todo. Todavia no puedo encontrar mi camino. Estoy sin trabajo hace años. Solo por ahí puedo hacer algo eventual. Tengo 45 años y ya estoy agotada de tanto luchar y luchar para salir adelante. Vivo en una pieza rentada. Sola. Mis hijos hacen su vida. En ocasiones ni para comer tenía. Vivo de ayudas de personas. Y la verdad que no se que hacer. Hasta se me cruza la idea de terminar con mi vida.
Perdón si mi relato es muy tedioso. Y gracias por tu atención y tu respuesta por la cual quedo a la espera. Un saludo cordial.

Dejar una respuesta a %s

Lucrecia Uyana

May 22, 2018 at 4:30 PM

Muy buena la reflexión cuanta verdad hay en tus palabras

Dejar una respuesta a %s

Deja un comentario